¿Estas próximo a establecer una Sociedad de Garantía Recíproca?, antes de hacerlo es conveniente consultar más al respecto, por eso, hoy traemos para ti las ventajas e inconvenientes de obtener este tipo de sociedad.

Una Sociedad de Garantía Recíproca es una entidad sin ánimo de lucro y de carácter mutualista, teniendo como meta la agilización económica.

Por eso si quieres saber más de los pros y contras, a continuación, te lo diremos, pudiendo también consultar como comprar sociedad limitada inactiva.

¿Qué es una Sociedad de Garantía Recíproca?

Una Sociedad de Garantía Recíproca, es una entidad financiera que tiene como objetivo facilitar el acceso al crédito de las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Al igual que brindar mejoras, en términos generales, a sus condiciones de financiación, mediante prestaciones de avales ante bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito.

Estas sociedades deben estar compuestas por un mínimo de 150 socios, siendo el capital requerido de 10.000.000 euros, divididos en participaciones sociales con igual valor nominal.

Ventajas de una Sociedad de Garantía Recíproca

La principal ventaja de una Sociedad de Garantía Recíproca es el acceso que tiene a la financiación de algunas empresas, con las consiguientes ampliaciones de los plazos de devolución.

Convirtiéndose en garantía de una mayor seguridad además de la obtención más rápida de avales, los cuales, sirven para dar tranquilidad y confianza al banco.

En otras palabras, este tipo de sociedades funcionan como intermediario entre los emprendedores y las entidades bancarias.

No obstante, la obtención del aval suele ser asequible siempre y cuando el proyecto sea factible en su totalidad según el equipo que lo analice.

Desventajas de una Sociedad de Garantía Recíproca

Dentro de los contras o inconvenientes de las SGR, se encuentran los costes que suelen ser bastante elevados debido al aval que representa al final un gasto para la sociedad.

Otro de los problemas es tener la obligación de hacerte socio para abonar una cuota social de forma temporal hasta que concedan el aval.

Y finalmente, la engorrosa burocracia que supone el proceso de constitución de una Sociedad de Garantía Recíproca debido a los largos trámites administrativos.

En definitiva, estos son los pros y los contras de constituir una Sociedad de Garantía Recíproca, siendo uno de sus mayores puntos a favor el manejo y relación con las entidades bancarias, en cuanto a los avales y plazos.

 

Categorías: General