Algunos acontecimientos cotidianos y la reacción que tengamos ante ellos, pueden afectar nuestra paz interior, todo el mundo ha pasado por periodos de tristeza, soledad o de sentirse infeliz, es parte de la vida.

Sin embargo cuando esos sentimientos persisten durante semanas e incluso meses, imposibilitando nuestra capacidad de adoptar una visión sana de la realidad, puede que nos encontremos ante un trastorno depresivo.

El trastorno depresivo es una enfermedad cuyo síntoma es la tristeza intensa y prolongada, que limita la manera en que una persona pueda desempeñar sus actividades habituales, afecta el cerebro, el estado de ánimo y la forma de pensar de quien lo padece.

Afecta la manera en como duerme, su alimentación afecta su autoestima, no es lo mismo que un estado pasajero de tristeza, no supone debilidad en la persona y quien lo padece no puede librarse a voluntad; la persona no puede simplemente decir ya basta, voy a estar bien de ahora en adelante.

Sin el tratamiento adecuado, los síntomas duraran semanas, meses y años, entre los síntomas tenemos; irritabilidad, llanto, tristeza, ansiedad, preocupación excesiva, quejas de dolor, tentativa de suicidio, problemas para interactuar en familia y socialmente, así como problemas en la actividad sexual.

Tipos de Trastornos Depresivos

En base a los síntomas los trastornos depresivos se dividen en:

  • Trastorno Depresivo Mayor

Se caracteriza por uno a más episodios depresivos mayores, sin que exista registro de episodios maníacos, mixtos o hipomaniacos, la detección del trastorno es importante en pacientes con enfermedades como la leucemia, linfoma y mieloma, ya que el riesgo al suicidio es mayor en ellos.

  • Trastorno Distimico

Se caracteriza por un estado de ánimo continuamente depresivo que está presente la mayor parte del día, la mayoría de los días y durante al menos dos años; la persona se encuentra triste, desanimada, con alteraciones de sus hábitos alimenticios, baja autoestima y trastornos del sueño.

  • Trastorno Depresivo No Especificado

En esta categoría se incluyen trastornos con síntomas depresivos que no corresponde a las características del trastorno depresivo mayor, distimico, adaptativo con estado de ánimo depresivo o adaptativo con estado de ánimo mixto ansioso o depresivo.

Según datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en España cada año 5,2 personas por cada 100 habitantes sufren de un trastorno depresivo; este tipo de trastorno es mucho más frecuente en el sexo femenino que en el sexo masculino.

Categorías: General