Los frenos de tu vehículo son fundamentales, en especial porque de que estén en buen estado dependerá que tengas un buen nivel de seguridad. El mejor taller para hacer el cambio de los mismos sin duda es https://www.aurgi.com/, porque allí encontrarás siempre a los mejores mecánicos, y los precios más ajustados.

Pero, es probable que no sepas cómo se cuidan los frenos para mantener en buen estado el sistema de frenos y evitar así un desgaste innecesario. Así que, te invito a que sigas leyendo este post, y así sabrás como sacar el mayor partido a tus pastillas de freno.

Consejos para el cuidado de los frenos

Cuidar los frenos de tu vehículo es realmente sencillo en especial porque de esto dependerá que se puedan conseguir un gran rendimiento. Dentro de ellos están:

Realiza mantenimientos periódicos

Es importante realizar los mantenimientos periódicos al sistema de frenos para que no se vayan a producir fallos en el mismo. Es recomendable hacer los mantenimientos por lo menos una vez cada 20.000 kilómetros y así conseguirás el máximo rendimiento.

En estos mantenimientos se debe hacer el ajuste de la distancia de frenado para que sea óptima y así evitar accidentes. También se debe verificar que el estado del líquido de frenos sea el óptimo para evitar fallos en el sistema.

Evita el desgaste excesivo

La goma de las pastillas de frenado se encargará de ejercer fricción sobre el disco de frenos, y así se logrará detener tu vehículo. Por este motivo, debes asegurarte de no desgastar demasiado la goma para evitar la fricción entre metales.

Los talleres mecánicos recomiendan hacer el cambio de las pastillas de freno cuando tengan un 30% de la goma de frenado. En todo caso, no debes dejar que pase por debajo de los 3mm, porque allí podrías romper todo el sistema de frenos de tu coche.

No sobrecalientes los frenos

En zonas donde existen muchas bajadas es común que se utilicen mucho más los frenos, y por este motivo debes evitar que se sobrecalienten. Esto debido a que la goma de frenado podría sufrir de un proceso de cristalización lo que causará daños sobre el disco de frenado.

Lo más aconsejable en estos casos es que utilices el sistema de frenado con el motor para reducir la velocidad de tu coche. Así, podrás evitar que las pastillas se sobrecalienten y podrás asegurarte de frenar de una forma completamente óptima.

Categorías: General