En verano  rompemos nuestras rutinas, tanto que luego cuesta recuperarlas.

 

Pensar en volver a las tareas de casa, el cuidado de las personas mayores de nuestra familia,  los niños  y sacar un poco de tiempo para nosotros se hace cuesta arriba. No hay fórmulas mágicas, pero sí algunas recomendaciones:

 

  • Actitud positiva, de nada sirve compadecerse.
  • Recupera algunos hábitos normales poco a poco: horarios, alimentación, sueño, etc.
  • Las vacaciones han acabado pero seguro que puedes sacar un ratito para aprovechar los últimos coletazos del verano.
  • Incorporar algún hábito adquirido durante las vacaciones que quieras mantener en tu vida cotidiana, algo que te haga feliz todos los días.

Pide ayuda para volver a la rutina

Pedir ayuda para volver a la rutina no es nada malo, al principio con ayuda todo se lleva mejor, reparte tareas, delega y organízate.

Si aún así lo ves complicado pide ayuda profesional.

En Bienestar familiar tenemos a todo un equipo de cuidadores profesionales que te van a ayudar en función de tus necesidades.

Prueba con algunas horas con la ayuda a domicilio tanto para el cuidado de personas mayores como para niños o servicios del hogar.

 

Poco a poco te vas a dar cuenta de la importancia de conciliar tu vida personal, social y laboral. Después de la vacaciones cogemos fuerzas para retomar miles de planes y nuevas formas de afrontar nuestro día a día, solicita tu presupuesto y cuenta con la ayuda a domicilio que necesitas.

 

Te asesoramos de cual es la mejor opción para ti y te preparamos presupuestos adaptamos a tus necesidades y las de tu familia.

 

Llámanos o entra en www.bienestarfamiliar.es , tu ayuda de confianza

Categorías: General